Los trastornos musculoesqueléticos en la construcción

Los trastornos musculoesqueléticos en la construcción

Los trastornos musculoesqueléticos en la construcción

Los trastornos musculoesqueléticos (TME) se definen como alteraciones de estructuras corporales que afectan a los músculos, huesos, articulaciones, tendones y ligamentos. Son una de las principales causas de baja laboral entre los trabajadores de la construcción, ya que muchas de las tareas que se realizan en el entorno de una obra, con frecuencia, requieren mantener posturas forzadas, realizar movimientos repetitivos o manipular cargas pesadas. La elevada carga física de los trabajos realizados, unida a otros factores, como las condiciones del entorno, el diseño de las máquinas y herramientas utilizadas, el manejo de vehículos, etc., influyen de forma muy significativa en los trabajadores y son determinantes en la generación de este tipo de daños.

Se trata de trastornos generalmente acumulativos, es decir, se producen como resultado de sobreesfuerzos por manipular cargas, trabajar en posiciones forzadas, como agachado, de rodillas, flexionando la espalda, etc., y la repetición de movimientos, como picar, golpear, etc., de forma reiterada durante periodos de tiempo más o menos prolongados. Las zonas del cuerpo más afectadas suelen ser la espalda (zona cervical, dorsal y lumbar), dando lugar a lumbalgias, hernias, etc., y las extremidades superiores (hombro, codo, muñeca y mano), donde se producen traumatismos como la tendinitis, tenosinovitis y epicondilitis, entre otros.

Estas lesiones suelen ser de aparición lenta, produciendo síntomas de forma gradual. Durante su desarrollo, el trabajador tendrá indicios que le advierten de la existencia de algún problema, como incomodidad durante la ejecución de sus tareas, dolores en los músculos y articulaciones, tirones, hinchazón, entumecimiento, reducción de fuerza o destreza, etc. Es muy importante que no ignore estos síntomas y que los traumatismos se detecten en su fase más temprana, de forma que se puedan adoptar medidas cuanto antes, evitando que se hagan crónicos y aparezcan daños permanentes.

¿Qué ayuda puede aportar un mando intermedio?

Profesionales como los jefes de obra, encargados, capataces y oficiales pueden ejercer una gran influencia en la seguridad de los trabajadores. Por las funciones que desempeñan, supervisando directamente la ejecución de los trabajos y su posición en la empresa, están en disposición de fomentar buenas prácticas y promover comportamientos seguros entre los trabajadores, con el fin de reducir la incidencia de daños.

Asimismo, su proximidad a la empresa y su capacidad de actuación en la organización les proporciona la posibilidad de influir en la toma decisiones, introducción de mejoras y propuesta de soluciones adecuadas a las necesidades y problemas detectados.

Accediendo a la información que les ofrece la publicación de la Fundación Laboral, titulada Los trastornos musculoesqueléticos en el sector de la construcción, los mandos intermedios podrán conocer todas las causas que intervienen en su desarrollo y los síntomas característicos, de forma que sean capaces de anticiparse a los problemas que pueden derivarse y actuar antes de que se genere el daño.

Más información sobre los riesgos ergonómicos en la construcción

La Fundación Laboral dispone, además, de ERGOCLICK, una web creada con el objetivo de proporcionar herramientas dirigidas a facilitar la identificación de los riesgos ergonómicos en los diferentes oficios de la construcción y ofrecer soluciones específicas y propuestas de intervención que reduzcan el impacto de estos riesgos, tanto sobre los trabajadores afectados, como sobre las empresas, para quienes repercute aumentando los costes asociados a la siniestralidad.

En esta web se pueden encontrar vídeos y carteles, que exponen los riesgos existentes en diversos puestos de trabajo y ofrecen recomendaciones para su prevención, elementos y equipos diseñados para facilitar el trabajo, listas de chequeo para facilitar la evaluación de los riesgos y otros muchos recursos, con una orientación muy práctica. 


Elena Baquero

Técnico de PRL
Fundación Laboral de la Construcción