La Fundación Laboral y el Insst analizaron la integración de la seguridad en todo el ciclo de vida de las infraestructuras en España

La Fundación Laboral y el Insst analizaron la integración de la seguridad en todo el ciclo de vida de las infraestructuras en España

La integración de la seguridad en todo el ciclo de vida de las infraestructuras fue el tema elegido con el que el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (Insst), dependiente del Ministerio de Trabajo y Economía Social (Mites), la empresa constructora Arpada y la Fundación Laboral de la Construcción se dieron cita, este miércoles, en un webinar, de dos horas de duración, que logró congregar a medio centenar de profesionales del sector entorno a la planificación e integración de la seguridad en todas las fases del proceso constructivo.

Durante el encuentro online, Antonio Santander, responsable de Proyectos de Seguridad y Salud de la Fundación Laboral, fue el encargo de dar la bienvenida y arrancar las ponencias con un análisis sobre los aspectos fundamentales para la planificación e integración de seguridad desde la fase de proyecto.

Este webinar, explicó Antonio Santander, "lo hemos enfocado hacia lo que debería ser la piedra angular de la prevención de riesgos laborales en el sector de la construcción, que es la integración de la prevención desde el inicio, desde el proyecto; con una planificación que permita que la prevención sea sencilla, práctica y real". "Creemos -enfatizó- en la premisa de la integración de la prevención en la fase proyecto".

"BIM en PRL"

A continuación, Carlos Lozano, ingeniero técnico en Obras Públicas y responsable de Servicios de Seguridad y Salud en la FLC, explicó ejemplos de planificación y descripción de soluciones técnicas en materia de seguridad y salud en todo el ciclo de vida de una construcción. En este sentido, enumeró las diferentes herramientas para planificar la prevención a través de la digitalización y las nuevas tecnologías (gamificación, realidad virtual, realidad aumentada, inteligencia/visión artificial, monitorización con sensores y digitalización -BIM, entorno común de datos y Big Data-), y se centró en la aplicación "PRL en BIM" para la fase de proyecto, disponible de forma gratuita en la web LineaPrevencion.com.

"Como conclusiones, quiero enfatizar la gran variabilidad de herramientas, recursos y soluciones técnicas existentes para una aplicación efectiva, eficaz, integrada y colaborativa en materia de PRL; así como la importancia de una adecuación de las soluciones a la tipología de la obra; la adaptación a las nuevas metodologías colaborativas de trabajo a través de  un entorno común de datos (ECD), con implicación de los diferentes agentes; y la obligación 'legal' de prever y planificar todos los aspectos de seguridad y salud asociados a la fase de explotación y mantenimiento", remarcó Carlos Lozano.

Minimización de los riesgos

Desde la empresa constructora Arpada, su directora de Prevención, Calidad y Medio Ambiente, la arquitecta técnica Cristina Calderón, trató la integración de los aspectos de seguridad y salud en todo el ciclo de vida, a través de la planificación y digitalización bajo entorno común de datos (ECD) con ejemplos reales.

Destacó las ventajas que este tipo de metodologías de trabajo colaborativas digitalizadas aportan a la seguridad en obra, donde "se da una coordinación entre los diferentes agentes implicados en el proceso, se minimizan los riesgos en obra y existe una detección precoz de los riesgos y conflictos entre los diferentes trabajos" mediante un modelo único, con información centralizada y una colaboración a tiempo real entre proyectista, equipo de obra, departamentos y resto de agentes.

"Lo importante es bajar con vida"

Por su parte, Fernando Sanz, jefe del departamento de Seguridad Industrial del Centro Nacional de Nuevas Tecnologías (CNNT) del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (Insst), quiso detenerse en el número de accidentes mortales ocurridos en construcción durante 2021: en total 118, con un índice de incidencia mortal de 9,2. Entre 2017 y 2019, el sector de la construcción registró 286 fallecimientos en obra, un 63 % debidos a caídas en altura.

Ante estas cifras, su intervención se centró en la importancia de la planificación para los trabajos posteriores y de mantenimiento en intervenciones sobre cubiertas "por ser los trabajos en más preocupan en el sector". "La causa principal es que no existe prevención y porque hay una falta de sensibilización del empresario, los trabajadores, los promotores y de la sociedad, ya que frente a los problemas que puedan existir de costes, tiempo y técnicos, siempre hay que encontrar soluciones, parar y conseguir que el trabajo no sea a costa de una vida", señaló Fernando Sanz, quien recordó la campaña de 2021 llevada a cabo desde el Insst sobre trabajos en cubiertas que llevó como lema "Lo importante es bajar con vida". "Las decisiones de proyectistas y promotores pueden salvar vidas", concluyó tras recordar el Plan de choque contra los accidentes mortales en el trabajo, cuya campaña de difusión sale el 23 de mayo.

Si no pudiste asistir, puedes acceder a la grabación del webinar celebrado este miércoles, con el Insst, sobre “Integración de la seguridad en todo el ciclo de vida de las infraestructuras”.