El INSST publica las NTP 1157 y 1158 sobre la sierra circular de mesa para obras de construcción

El INSST publica las NTP 1157 y 1158 sobre la sierra circular de mesa para obras de construcción

El INSST publica las NTP 1157 y 1158 sobre la sierra circular de mesa para obras de construcción

Aunque las NTP no son de obligado cumplimiento como norma, si son documentos de reconocido prestigio, que recogen buenas prácticas preventivas. Es por ello, que deben ser documentos de consulta y guía para los agentes del sector en general y, sin duda, para los técnicos de prevención en particular.

Comenzaremos compartiendo la acertada introducción de la NTP 1157 sobre esta máquina:

“La sierra circular de mesa para obras es utilizada principalmente en el sector de la Construcción y en toda aquella obra que trabaje con la madera, como materia prima, que precise ser cortada. Aunque se trata de una máquina ligera y sencilla, su uso implica la exposición del trabajador a distintos riesgos cuyas consecuencias pueden llegar a ser muy graves, principalmente corte y amputaciones por contacto con el disco en movimiento y lesiones diversas por proyección de partículas de los objetos cortados o el propio disco al romperse.”

Yo incidiría, especialmente, en el riesgo de cortes y amputaciones. Recuerdo el año 1999, cuando empecé de técnico superior de PRL en el SPP de COMSA. Ese año tuvimos que investigar 4 amputaciones de dedos, utilizando esta máquina. Sin duda me impactó mucho. Recuerdo que reflexionaba acerca de esta máquina sin llave, que apretando un botón pone en marcha un disco a grandes revoluciones, donde cualquier persona trabajadora de la obra puede accidentarse, …

Los 4 accidentes se produjeron por hacer cuñas con restos de madera. Muy acertadamente, la empresa decidió prohibir hacer cuñas y comprarlas (como se hacía ya con las estacas) a un proveedor de madera. En este caso, se aplicó el principio de la acción preventiva de evitar el riesgo.

No quiero repetir las NTP 1157 y 1158, sino invitarles a que las lean detenidamente, ya que el INSST ha elaborado unos documentos sencillos, escuetos y didácticos.

Si me gustaría hacer un poco de historia de cómo hemos podido participar desde la FLC en la elaboración de dichas NTP, junto al fabricante SIMA. Desde la FLC vimos la máquina de SIMA (modelo Handsafe) como un avance importante en el sector. Es por ello, que adquirimos una para la inauguración del Centro de Prácticas Preventivas del centro de formación de Badalona. Con dicha máquina hicimos unas demostraciones en el salón Construmat 2019. Entre otras personas de relevancia, nos visitó Jose María Tamborero y Javier Pla del INSST. Les impactó el avance de la tecnología aplicada a esta máquina y allí mismo surgió la idea de actualizar la NTP. Y desde el INSST trabajaron en ello, con la colaboración de SIMA y de la FLC. Y en 2021 se publicó el fruto de tan importante trabajo.

En la NTP 1157, además de una introducción, se hace un repaso exhaustivo de los elementos que conforman esta máquina, incluidos los elementos de seguridad.

 

Es en la NTP 1158 donde se detallan los principales riesgos y las normas de prevención.

 

Entre los principales riesgos están los siguientes:

  • Cortes.
  • Proyección de maderas por retroceso y proyección de partículas.
  • Proyección del disco partes del disco.
  • Riesgo eléctrico.
  • Ruido.

La NTP no sólo describe los riesgos sino sus principales causas.

En este apartado, yo añadiría el riesgo de sobreesfuerzos (TME), tan acentuado en nuestro sector.

Yo voy a destacar dos de los riesgos descritos en la NTP, ya que la idea, como he dicho anteriormente, no es reproducir la NTP completa, sino sugerir su lectura.

Riesgo de cortes:

  • Prácticas inadecuadas como no utilizar empujadores.
  • Acercamiento brusco del material hacia el disco.
  • Operaciones de limpieza inadecuadas.
  • Inestabilidad de la máquina.
  • Cortar piezas pequeñas, como las cuñas mencionadas anteriormente.
  • Falta de orden y limpieza; suelo resbaladizo.
  • Falta de mantenimiento de la máquina.
  • Movimientos involuntarios.

Yo añadiría a este punto, la falta de capacitación y formación del operario que emplea la máquina, si bien es cierto que la NTP tiene un punto destinado al apartado de formación. Os daré mi opinión cuando lleguemos a ese punto.

Riesgo eléctrico:

  • Defectos de aislamiento en conductores (cables pelados).
  • Conexiones inadecuadas.
  • Falta de puesta a tierra.

En este punto, añadiría, como punto débil de las obras, el estado general de la instalación eléctrica. Adjunto link de Manual de Riesgo Eléctrico elaborado recientemente por la FLC y disponible en www.lineaprevencion.com.

Manual sobre riesgo eléctrico en obras de construcción

Después de detallar los riesgos, la NTP 1158 pasa a detallar las medidas preventivas.

En este apartado se distinguen medidas en los siguientes 4 apartados:

1.- Consideraciones en la adquisición de la máquina. Me parece muy acertado este punto, y lo enlazo con dos “caballos de batalla” en nuestras obras: la planificación y la integración de la PRL. Que los responsables de las compras cuenten con los técnicos de PRL para conocer los requisitos técnicos, de prevención y documentales de las máquinas es esencial. En los comparativos de una sierra de cortar madera no puede estar sólo el precio y el plazo de entrega, sino los requisitos técnicos de prevención. Es la única forma de integrar la PRL en la producción. Y, sin duda, para que todo ello se pueda hacer, necesitamos planificar las compras.

2.- Consideraciones de mantenimiento e inspecciones. Otro punto muy importante para dejar claro los requisitos de mantenimiento, ya sea el equipo propio o de alquiler. Así como recepciones de material externo, revisiones periódicas, criterios claros para poner fuera de servicio un equipo, etc.

3.- Entramos en el apartado concreto de recomendaciones específicas contra los riesgos descritos; siguiendo el ejemplo anterior vamos a reproducir las normas preventivas ante los riesgos de corte y riesgo eléctrico.

Riesgo de corte:

  • Utilizar empujadores para cortar la madera.
  • No cortar maderas con nudos e incrustaciones pétreas, clavos, etc.
  • No utilizar el equipo para cortar materiales distintos a los especificados por el fabricante.
  • Prohibir terminantemente la realización de cuñas, estacas o materiales similares, sin la utilización del dispositivo para cuñas y el empujador para cuñas correspondiente. • Comprobar el estado del sistema de frenado del disco.
  • No empujar nunca la pieza con los dedos pulgares extendidos.
  • Para cortar piezas de dimensiones excesivas deben utilizarse sierras de bancada fija.
  • Limpiar periódicamente los restos de materiales o virutas que se depositen sobre el suelo.
  • Realizar las operaciones de limpieza (por ejemplo, restos de serrín) con el equipo totalmente desconectado de la red eléctrica. No extraer con las manos los recortes residuales y virutas depositados junto al disco.
  • Los mandos de accionamiento manual deben estar situados a una altura mínima de 0,60 m por encima del nivel del suelo y protegidos frente a una acción involuntaria.
  • Preferentemente, utilizar máquinas provistas de sistemas de seguridad, que permiten la parada inmediata de la máquina en cuanto la piel humana toca el disco. Estos sistemas se basan en la medición de la conductividad (en la que influye la resistencia eléctrica del material y la humedad) diferente para la madera respecto a la piel humana.

En este punto la NTP vuelve a enlazar con las compras y hace la siguiente recomendación: Tener presente por el empresario esta tecnología en la adquisición de equipos puede contribuir de forma sustancial a mejorar la seguridad durante su uso, siendo recomendable incluir este criterio de selección en los procesos de compras de sierras circulares de mesa para obras.

Riesgo eléctrico:

  • La línea de alimentación de la máquina debe contar con un dispositivo de corte automático (diferencial) de una sensibilidad adecuada, que la aísle del suministro de energía eléctrica. Las masas metálicas de la máquina deben estar puestas a tierra.
  • Seguir las indicaciones de mantenimiento y uso establecidas por el manual de instrucciones y la normativa existente.
  • La instalación eléctrica debe cumplir con los requisitos de la Norma UNE-EN 60204-1 Seguridad de las máquinas. Parte 1: Requisitos generales.
  • El grado de protección de todos los componentes eléctricos debe ser IP ≥ 45 en obras que se encuentran a la intemperie, de acuerdo con la ITC-BT 33 Instalaciones provisionales y temporales de obra.

4.- Otras recomendaciones. Como parte final del apartado de recomendaciones, la NTP detalla normas relacionadas con el lugar de trabajo (por ejemplo, se trata el tema importante la iluminación que sin duda tiene incidencia en riesgos como el de cortes); también se detallan consejos de preparación y verificación de la máquina.

 

Una vez aclarados los riesgos y las normas, la NTP acomete 3 nuevos puntos importantes:

a.- EPI

Muy acertadamente, se pone “encima de la mesa” la problemática del uso de guantes ya que puede llegar a ser contraproducente. Debemos ser más rigurosos con la entrega de EPI en las obras y asegurar que cumplen con la especificación conforme al riesgo que protegen. En este caso, además es importante que el guante no suponga un riesgo de atrapamiento, por lo que debe ser ajustado. Es por ello, que la evaluación de riesgos de la empresa y los planes de seguridad de las obras, detallen estos aspectos.

Ante el riesgo de proyección de partículas, la NTP aconseja el uso de pantallas de protección facial.

b.- Señalización

Es importante la que sierra disponga de pictogramas con los principales riesgos y medidas preventivas.

c.- Formación e información

En este último punto de la NTP, el INSST recuerda que es importante aspectos como la autorización a la persona trabajadora para el uso del equipo, la información específica (que estaría basada en el manual del fabricante) y la formación en prevención.

En este punto, yo añadiría otro importante: la capacitación o formación de oficio. La formación en PRL es necesaria, pero complementaria (a mi juicio) de la capacitación de oficio. En este caso, básicamente hablamos del oficio de encofrador.

Por tanto, es básico que la persona trabajadora sea encofrador (ya sea por experiencia o por la realización de un certificado de profesionalidad de encofrados) y disponga de la formación específica de 20 horas de PRL para encofrados, que detalla el Convenio General del Sector de la Construcción. Adicionalmente, para cumplir con el artículo 19 de la LPRL y el RD 1215, desde la empresa se debe dar formación específica sobre los riesgos de los equipos a emplear en cada obra.

Para finalizar, os dejamos el link dentro de nuestra página www.lineaprevencion.com, donde podéis encontrar numerosos recursos relativos a la maquinaria de obra, donde destaca una web específica para verificar maquinaria de construcción:

http://verificacionmaquinaria.lineaprevencion.com/

A modo de ejemplo, adjuntamos la ficha completa de la sierra circular de mesa para obras:

http://verificacionmaquinaria.lineaprevencion.com/listado-maquinas/sierra-circular-de-mesa

José Luis Mármol Ruiz
Responsable de Seguridad y Salud
de la FLC de Catalunya