25 de noviembre de 2017

Coordinador de seguridad y de salud

En obras sin proyecto no existe Estudio de SyS ni por tanto Plan de SyS, entonces, ¿no es precisa la figura del Coordinador de Seguridad y Salud en la obra?

Debemos tener en cuenta del art. 3.2 del R.D. 1627/1997 que obliga al promotor a designar Coordinador de Seguridad y Salud, se entiende en fase de ejecución, cuando intervengan en la obra más de una empresa, o una empresa y trabajadores autónomos o varios trabajadores autónomos (sin diferenciar con o sin proyecto), aunque en el anexo A de la guía técnica (http://www.mtas.es/insht/ legislation/guiaspr.htm) pueda interpretarse que no es precisa la figura del Coordinador si no existe proyecto, pero recordemos que se trata de una interpretación no vinculante.

Hay empresas en mi obra que, reiteradamente, no acuden a las reuniones de coordinación de actividades empresariales, ¿debe reflejarse este hecho en el libro de incidencias?

El Real Decreto 171/2004, por el que se desarrolla el artículo 24 de la Ley 31/1995, de Prevención de Riesgos Laborales, (apartado c) en materia de coordinación de actividades empresariales, en su Disposición adicional primera. Aplicación del real decreto en las obras de construcción, dice: “Los medios de coordinación en el sector de la construcción serán los establecidos en Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, y en la disposición adicional decimocuarta de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, así como cualesquiera otros complementarios que puedan establecer las empresas concurrentes en la obra.” Por su parte, el Real Decreto 1627/1997, al que se refiere el apartado anterior, en sus artículos 9, 11 y 12, establece: Artículo 9. Obligaciones del coordinador en materia de seguridad y de salud durante la ejecución de la obra. “El coordinador en materia de seguridad y salud durante la ejecución de la obra deberá desarrollar, entre otras funciones, la de organizar la coordinación de actividades empresariales prevista en el artículo 24 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.” Artículo 11. Obligaciones de los contratistas y subcontratistas. “Los contratistas y subcontratistas estarán obligados a, entre otras obligaciones: cumplir la normativa en materia de prevención de riesgos laborales, teniendo en cuenta, en su caso, las obligaciones sobre coordinación de actividades empresariales previstas en el artículo 24 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, así como cumplir las disposiciones mínimas establecidas en el anexo IV del presente Real Decreto, durante la ejecución de la obra.” Artículo 12. Obligaciones de los trabajadores autónomos. “Los trabajadores autónomos estarán obligados a, entre otras obligaciones: ajustar su actuación en la obra conforme a los deberes de coordinación de actividades empresariales establecidos en el artículo 24 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, participando en particular en cualquier medida de actuación coordinada que se hubiera establecido.” Por lo tanto la obligación de participar en la coordinación de las actividades empresariales alcanza a todas las empresas y a los trabajadores autónomos que concurran en la obra. Ello debería ser suficiente como para que todos ellos asistan a reuniones celebradas periódicamente a tal fin, ya que, en caso de que no fuera así, incumplirían con lo dispuesto, tanto en el Real Decreto 1627/1997 como en el artículo 24 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Ahora bien, cabe preguntarse si sería posible reflejar este tipo de incumplimientos en el libro de incidencias. Al respecto debemos recordar que el citado libro de incidencias existirá en el centro de trabajo con fines de control y seguimiento del plan de seguridad y salud en el trabajo. A tales efectos, lo conveniente sería que el coordinador en materia de seguridad y de salud durante la ejecución de la obra, en cumplimiento de su obligación de organizar la coordinación de actividades empresariales (artículo 9 del Real Decreto 1627/1997), pidiera al contratista que incluyera en el plan de seguridad y salud en el trabajo un procedimiento en el que viniera reflejado la forma de celebrar dichas reuniones, finalidad, periodicidad, lugar de celebración, calendario previsto, posibilidad de celebración de reuniones extraordinarias y la forma de contacto o de comunicación a las empresas y trabajadores autónomos concurrentes tanto de las reuniones extraordinarias, como de las posibles variaciones de la fecha de celebración de las reuniones periódicas. De forma complementaría, en el pliego de condiciones del estudio de seguridad y salud al que se refiere el artículo 5 del Real Decreto 1627/1997, se podrían incluir, entre las obligaciones especificas de contratistas, subcontratistas y trabajadores autónomos, las disposiciones legales antes mencionadas (artículos 11 y 12 del Real Decreto 1627/1997), y que dichas obligaciones queden reflejadas en el correspondiente plan de seguridad y salud en el trabajo. De esta forma, la falta de asistencia de las empresas o trabajadores autónomos concurrentes en el centro de trabajo a las reuniones de seguridad y salud podrían quedar reflejas en el libro de incidencias por tratarse de incumplimientos de lo previsto en el plan.

Para las obras en las que no es necesario el nombramiento del Coordinador de SyS en fase de Obra (obra con una sola contrata), esta función la desarrolla la Dirección Facultativa, ¿a quién se le hace el encargo de la coordinación, al aparejador?

Para las obras que no es necesario el nombramiento de Coordinador en fase de ejecución, simplemente no es necesario, no hace falta concretar quien debe desempeñar funciones de coordinación de S+S, ya que al existir tan solo una contrata, no hay una situación en la que se precise coordinación entre empresas. La dirección facultativa asumirá la función de aprobar el plan de seguridad y salud elaborado por el contratista y, en su caso, las modificaciones introducidas en el mismo cuando no fuera necesaria la designación del coordinador. La dirección facultativa asumirá la función de adoptar las medidas necesarias para que sólo las personas autorizadas puedan acceder a la obra, recogida en el artículo 9 apartado f) del RD 1627/1997 para el coordinador en materia de seguridad y de salud durante la ejecución de la obra, cuando no fuera necesaria la designación de éste. Además, y según el artículo 13.3 del RD 1627/1997 el libro de incidencias estará en poder de la dirección facultativa cuando no fuera necesaria la designación del coordinador.

Tras dar instrucciones al contratista sobre la ejecución de un determinado trabajo, en el caso de que posteriormente no fuese necesario ejecutar los trabajos, ¿habría que volver a escribir otra vez en el Libro de Incidencias indicando tal circunstancia?

El objeto del Libro de Incidencias es el control y seguimiento del Plan de SyS. Según lo expuesto puede considerarse que no es preciso comunicar a través del Libro que unos trabajos previstos no se van a ejecutar, ya que cabe la posibilidad de que a posteriori se realicen y sean precisas aplicar las medidas preventivas expuestas. Por otra parte las instrucciones o procedimientos de trabajo se pueden recoger como complemento o anexo al Plan de SyS, si en el mismo no venían contemplados dichos trabajos, de esta manera no será necesario dedicar el Libro de Incidencias a recoger las instrucciones, dejando éste para anotar el posible incumplimiento de las instrucciones recogidas en dicho procedimiento o anexo. El fin del Libro de Incidencias es el Control y Seguimiento del Plan de Seguridad y Salud, de manera que se compruebe el cumplimiento de las previsiones contenidas en el mismo. El libro de incidencias debe ser un instrumento de utilización habitual en las obras, además debe tenerse en cuenta lo estipulado en el artículo 14 apartado 1 del R.D. 1627/1997.

¿Está entre las obligaciones del coordinador en materia de seguridad y de salud durante la ejecución de la obra solicitar la documentación a un trabajador autónomo contratado por el contratista?

La solicitud de la documentación a un trabajador autónomo es deber del contratista, no del coordinador en materia de seguridad y de salud durante la ejecución de la obra. No obstante, el referido el coordinador tiene la potestad de requerir la mencionada documentación para el desarrollo de sus funciones. En tal caso, el contratista tiene la obligación de facilitarle dicha documentación. En el artículo 9 del RD 1627/1997 se establecen las funciones del coordinador en materia de seguridad y de salud durante la ejecución de la obra.

¿Puede un técnico superior en prevención de riesgos laborales ejercer de coordinador de seguridad durante la fase de ejecución de la obra?.

En primer lugar, conviene aclarar que las funciones del técnico superior en prevención de riesgos laborales (artículo 37 del RD 39/1997) y las del coordinador en materia de seguridad y de salud durante la ejecución de la obra (artículo 9 del RD 1627/1997) son independientes. También hay que tener en cuenta que, en las obras de construcción incluidas en el ámbito de aplicación de la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE), el coordinador debe disponer de la titulación académica y profesional que le habilite para desempeñar las funciones que se le asignan en el artículo 9 del RD 1627/1997. Las titulaciones habilitantes son: arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero o ingeniero técnico, de acuerdo con sus competencias y especialidades. Desde el punto de vista de la LOE sería suficiente con la titulación académica profesional. No obstante, es conveniente que el técnico competente tenga una formación adecuada en el campo de la prevención de riesgos generales aplicable a las obras de construcción. Para las obras de construcción excluidas del ámbito de aplicación de la LOE, así como para las obras de ingeniería civil, el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT), en su “Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a las obras de construcción”, ante la carencia de una concreción legal expresa, interpreta que “las titulaciones académicas y profesionales que habilitan para desempeñar las funciones de coordinador en materia de seguridad y de salud durante la elaboración del proyecto y la ejecución de este tipo de obras serán las que estén facultadas, con arreglo a las competencias propias de sus específicas titulaciones, para proyectar y dirigir dichas obras a la vista de las disposiciones legales vigentes para cada profesión”. Puede llegarse a la confusión de considerar como conocimientos suficientes, en materia de seguridad y salud en el trabajo para realizar las funciones de coordinación en obra, las especificadas en los programas formativos que se establecen en los anexos IV, V y VI del Reglamento de los Servicios de Prevención (RD 39/1997). En este sentido, el INSHT, en la mencionada Guía técnica, considera que para poder ejercer como coordinador en materia de seguridad y de salud, la formación en prevención de riesgos laborales debe adecuarse a los cometidos que se determinan en el RD 1627/1997. En el Anexo B de la citada Guía se indica el contenido mínimo del programa de formación que sería conveniente que cursara el profesional titulado para desempeñar dichas funciones, ya sea durante la elaboración del proyecto o durante la ejecución del mismo. Sin embargo, estas indicaciones, dado el carácter interpretativo y por lo tanto no vinculante de la Guía, son de aplicación voluntaria. En conclusión, se entiende que el mencionado técnico superior en prevención de riesgos laborales podría desarrollar las funciones de coordinador en materia de seguridad y de salud durante la ejecución de la obra siempre que disponga de la titulación académica y profesional acorde con la actividad de construcción a desarrollar.

¿Puede un técnico, que no sea el coordinador, pasar un informe positivo sobre las soluciones adoptadas si durante una inspección se paraliza el trabajo?. Las tareas a realizar no se pueden posponer durante mucho tiempo y el coordinador está de vacaciones

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la ausencia de la obra por parte del coordinador no es una circunstancia excepcional sino que pueden darse por diversos motivos. Así mismo, el cumplimiento de sus obligaciones no implica que el coordinador deba estar permanentemente en la obra. Es conveniente que el coordinador antes de ausentarse de la obra, por el motivo aludido o por cualquier otra circunstancia, haya establecido previamente los mecanismos necesarios para que pueda garantizarse, de acuerdo con la planificación de los trabajos previstos durante su ausencia, el debido cumplimiento de sus obligaciones recogidas tanto en el artículo 9 del RD 1627/1997 y en los apartados 3 y 4 del artículo 13, como en el artículo 14 del mencionado real decreto; de manera que las actividades de la obra estén adecuadamente coordinadas, tomando como base la aplicación de los principios de la acción preventiva. Igualmente deberá haber: organizado la coordinación de las actividades de las empresas concurrentes; instaurado los correspondientes mecanismos de control a realizar por las empresas y trabajadores autónomos afectados, a fin de verificar que los métodos de trabajo a desarrollar en la obra se realizan según lo previsto; validado y supervisado el procedimiento propuesto por el contratista para el control de acceso a la obra tanto de las personas, como de los vehículos; etc. En cuanto a los aspectos relacionados con el libro de incidencias (artículos 13 y 14 del RD 1627/1997), la Guía técnica del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo señala que para hacer viable el requerimiento del mencionado real decreto relativo a que 'el libro de incidencias estará en poder del coordinador en materia de seguridad y de salud durante la ejecución de la obra o, cuando no sea necesaria la designación de coordinador, en poder de la dirección facultativa', el mencionado coordinador deberá determinar el procedimiento que garantice el acceso al libro y lo dará a conocer a todas las personas autorizadas a realizar anotaciones en el mismo. En este sentido, para que el coordinador tenga conocimiento de las anotaciones que se produzcan en el referido libro de incidencias durante la ejecución de la obra, será necesario que el repetido coordinador determine el procedimiento que le permita estar informado de dichas anotaciones en un plazo suficiente para que pueda hacer efectivo lo establecido en el artículo 13, apartado 4 del RD 1627/1997. Para poder precisar con más detalle la respuesta a la pregunta planteada, es necesario conocer quién ha dispuesto u ordenado la paralización del trabajo. A tal fin debe matizarse que la paralización por parte del coordinador en materia de seguridad y salud durante la ejecución de la obra o de cualquier otra persona integrada en la dirección facultativa, anotada en el libro de incidencias, requiere de la ratificación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, puesto que éste es el órgano facultado para ordenar tal paralización, incluso en contra de la voluntad de los participantes (empresarios y trabajadores). Considerando que es efectivamente un Inspector de Trabajo y Seguridad Social quien ha hecho efectiva la repetida paralización, se establece en el artículo 44, apartado 1 (párrafo 3º) de la Ley 31/1995, de Prevención de Riesgos Laborales, que la citada paralización ordenada por un Inspector de Trabajo y Seguridad Social podrá ser levantada por el empresario tan pronto como se subsanen las causas que la motivaron debiendo, en este último caso, comunicarlo inmediatamente a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Igualmente, el empresario deberá tener en cuenta los requerimientos que el Inspector hubiese recogido en el acta de paralización. Es posible que el mismo en el propio acta le indique al empresario las condiciones a cumplir para el levantamiento de la mencionada orden de paralización. Por lo tanto, se entiende que no está en manos de un técnico, ni del coordinador, ni de la dirección facultativa el levantamiento de la orden de paralización, sino del propio empresario cumpliendo las exigencias que se hayan determinado por el Inspector de Trabajo y Seguridad Social actuante.

¿Qué debe hacer un Coordinador cuando tiene noticias de que ha ocurrido un accidente en alguna de sus obras?¿cuáles son los pasos concretos a seguir?

Recogerlo, en su caso, en el Libro de Incidencias (según los fines establecidos en el artículo 13 del R.D. 1627/1997), velar para que el contratista haya efectuado sus obligaciones como notificaciones correspondientes y reclamar el informe del accidente, de tal forma que se establezcan las medidas necesarias para evitar la repetición del mismo, y que se apliquen en la obra e incluso, si es preciso, se recojan en el Plan de S+S. Es recomendable que el Coordinador de SyS realice su propia investigación y además informe al Promotor.

¿Qué documentación debo pedir al contratista, como coordinador?

La relación de documentación básica que debes solicitar al contratista, sin ser exhaustiva: -El Plan de Seguridad y Salud, el cual tú apruebas. -Si se trata de subcontratistas, el justificante de adhesión al Plan de S+S. -Justificación de la modalidad de Servicio de Prevención. -Nombramiento del recurso preventivo, que al menos deberá tener formación de nivel básico en P.R.L., si fuese exigible según el art. 32 bis de la Ley 31/95. -La documentación correspondiente de los trabajadores (según Ley 31/1995), como son por cada trabajador: .ustificante de entrega de E.P.I.s. .Justificante de formación e información. .Autorización para el uso de equipos de trabajo y maquinaria que deba usar el personal cualificado. . Apto médico para poder realizar sus tareas. CONSULTA: art. 11 del R.D. 1627/1997, respecto a las obligaciones que deben cumplir contratistas/subcontratistas. Art. 9 del mismo real decreto sobre las funciones del Coordinador.

Tripartita