25 de noviembre de 2017

Auditorías

¿La Autoridad laboral podría autorizar a una persona física para ejercer como auditor de sistemas de prevención de riesgos laborales? Si es así, ¿qué requisitos ha de cumplir?

La respuesta es sí, pero no sólo debe acreditar que está cualificado para desempeñar funciones como auditor, sino que debe también disponer de los medios humanos, materiales y técnicos para poder desarrollar tal actividad. De hecho, puede ser sometido tras la autorización a comprobaciones, en cualquier momento, para verificar que sigue cumpliendo con los requisitos necesarios, pudiendo quedar suspendida la autorización, en caso negativo. El Capítulo V del Real Decreto 39/1997, por el que se aprueba el Reglamento de los servicios de prevención, y el Capítulo II de la Orden Ministerial de 27 de junio de 1997 (http://www.mtas.es/ insht/legislation/ OM/omdesa.htm), por la que se desarrolla el citado Real Decreto, regula todo lo relacionado con la auditoría del sistema de gestión de prevención de riesgos laborales. La auditoría puede ser realizada tanto por personas físicas, como por personas jurídicas que posean un conocimiento suficiente de las materias y de los aspectos técnicos objeto de ella. En caso de tratarse de una persona física, deberá, por un lado, ser un experto de nivel superior en cualquiera de las cuatro especialidades o disciplinas preventivas, esto es, Seguridad en el Trabajo, Higiene Industrial, Ergonomía y Psicosociología Aplicada o Medicina del Trabajo y, por otro, disponer de una formación o experiencia probada en gestión y realización de auditorías y en técnicas auditoras. Para evitar que puedan afectar a su independencia o influir en el resultado de sus actividades, las personas o empresas auditoras no podrán mantener con la empresa auditada vinculaciones comerciales, financieras o de cualquier otro tipo, distintas a las propias de su actuación como auditoras.

¿Puede entenderse que una manipuladora telescópica a la que se ha acoplado un plumín tiene la consideración de una grúa móvil autopropulsada? En caso afirmativo, ¿el operador tiene que disponer del carné oficial de operador de grúa autopropulsada?

La Dirección General de Desarrollo Industrial del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio considera que cuando la manipuladora telescópica o carretilla de manutención dispone de un gancho para la elevación de cargas en su brazo telescópico, de modo similar a como aparece representada en la norma UNE 58502 sobre grúas móviles, se considera una grúa. En consecuencia, en la situación planteada la máquina en cuestión está afectada por la Instrucción Técnica Complementaria “MIE-AEM-4” aprobada por el Real Decreto 837/2003. Por lo tanto, el operador de la misma deberá contar con el carné oficial expedido en las condiciones que se señalen en la mencionada Instrucción del Reglamento de aparatos de elevación y manutención referente a grúas móviles autopropuladas.

Tripartita