17 de julio de 2018

Equipos de protección Individual

En obras de carretera, ¿es obligatorio siempre el uso de ropa reflectante para todos los trabajadores?

En una obra la utilización obligatoria, por parte de todos los trabajadores, de prendas de alta visibilidad debe considerarse con ciertas reservas. En relación con los equipos de protección individual es preciso tener en cuenta algunas consideraciones: La utilización de los equipos de protección individual (EPI) se impone cuando las medidas técnicas y organizativas destinadas a eliminar los riesgos en su origen o a proteger a los trabajadores mediante disposiciones de protección colectiva se revelan insuficientes, con el fin de prevenir los efectos de los riesgos residuales. Su elección deberá basarse en el estudio y en la evaluación de los riesgos presentes en el lugar de trabajo. Ello comprende la duración de la exposición a los riesgos, su frecuencia y la gravedad, las condiciones existentes en el trabajo y en su entorno, el tipo de daños posibles para el trabajador y su constitución física. La elección de la prenda de alta visibilidad requerirá de un buen conocimiento del puesto de trabajo, incluido su entorno, y de la participación y colaboración de los trabajadores, buscando una solución de compromiso entre la protección ofrecida y la comodidad y libertad de movimientos. En cualquier caso será la evaluación de riesgos del puesto de trabajo en cuestión dónde se determinarán las medidas preventivas que deban aplicarse para controlar los riesgos identificados y, en su caso, los equipos de protección individual a emplear. Dichas medidas servirán de base para crear los procedimientos de trabajo que la empresa debe aplicar. Por lo tanto, el operador de una máquina cuando se encuentra en la cabina de ésta, por lo general, no precisará de la protección que pueda ofrecerle una ropa de alta visibilidad. Pero es posible que sí precise de tal protección cuando abandone la máquina. Encontramos una similitud cuando conducimos nuestro vehículo por una vía pública; en el interior del mismo no utilizamos el chaleco de alta visibilidad, pero si se impone su uso cuando por el motivo, por ejemplo, de una avería debemos parar en el arcén y salir de su interior, se hace preciso entonces hacernos visibles al resto de vehículos que transitan por la vía. El resto de trabajadores que no sean conductores de vehículos deberán utilizar chaleco reflectante en todo momento. En la actualidad las características de la ropa de protección de alta visibilidad vienen reguladas por la norma UNE-EN 471 “Ropa de señalización de alta visibilidad. Métodos de ensayo y requisitos”.

En un conjunto inseparable de prendas que se utiliza como EPI, ¿es obligatorio que cada una lleve el marcado CE?

El Real Decreto 1407/1992, establece que los equipos de protección individual deben llevar marcado CE e ir acompañados de un folleto informativo o manual de instrucciones para el usuario, que debe suministrar el proveedor. No obstante, surge la duda de si es necesario que cada prenda, individualmente considerada, lleve su marcado CE y su propio folleto informativo, en los supuestos en los que, por ejemplo, un chaleco, un pantalón y una chaqueta formen un conjunto homogéneo, bien por su diseño o bien por el material empleado en su elaboración, que es ofertado por el fabricante como de calidad similar. En este caso, todo el conjunto se considera un solo EPI; en cuyo caso, el fabricante deberá indicar claramente esta circunstancia en algún punto, bastando, por lo tanto, que una de las prendas lleve el correspondiente marcado CE. Así ocurre, por ejemplo, las prendas de alta visibilidad; forman un conjunto inseparable y, por lo tanto, no es obligatorio que cada prenda lleve su propio marcado.

¿Cual es la longitud máxima del elemento o cuerda que engancha el arnés del operario a la línea de anclaje?

Son numerosos los fabricantes y, en consecuencia, innumerables los distintos modelos de equipos de protección individual contra las caídas de altura que podemos encontrarnos en el mercado actual. Por lo tanto, lo primero que debemos conocer y cumplir son las instrucciones que el fabricante o proveedor debe facilitarnos al adquirir un determinado equipo de protección individual en cuanto a su utilización, almacenamiento, mantenimiento, limpieza, desinfección cuando proceda, y reparación. Los equipos de protección individual deben utilizarse para los usos previstos, conforme al artículo 7 del Real Decreto 773/1997. Como referente, podemos indicar que la norma UNE-EN 354 “Equipos de protección individual contra caídas de altura. Elementos de amarre” establece que la longitud de un “elemento de amarre” de longitud fija o regulable incluyendo, dado el caso, un absorbedor de energía y los terminales, por ejemplo, conectores y gazas, no deben exceder de 2 m. Dicha norma define un “elemento de amarre” como un componente o elemento de conexión de un sistema anticaídas; además indica que puede estar constituido por una cuerda de fibras sintéticas, un cable metálico, una banda o una cadena. El fabricante o proveedor debería proporcionar al comprador información suficiente sobre la compatibilidad de todos los componentes de un sistema anticaídas; además, la persona encargada del montaje debe asegurarse de que cada componente es compatible con cualquier otro que pueda formar parte de un sistema anticaídas. Hay que tener en cuenta que un sistema anticaídas es un equipo de protección individual contra las caídas de altura compuesto de un arnés anticaídas y de un subsistema de conexión previsto para detener las caídas. La norma UNE-EN 363 “Equipos de protección individual contra caídas de altura. Sistemas anticaídas” establece que un arnés anticaídas y un elemento de amarre sin absorbedor de energía no deben emplearse como sistema anticaídas. Sugerimos la consulta de las siguientes normas UNE: • UNE-EN 353 “Equipos de protección individual contra caídas de altura. Parte 1: Dispositivos anticaídas deslizantes sobre línea de anclaje rígida”. • UNE-EN 353 “Equipos de protección individual contra caídas de altura. Parte 2: Dispositivos anticaídas deslizantes sobre línea de anclaje flexible”. • UNE-EN 354 “Equipos de protección individual contra caídas de altura. Elementos de amarre”. • UNE-EN 355 “Equipos de protección individual contra caídas de altura. Absorbedores de energía”. • UNE-EN 358 “Equipo de protección individual para sujeción en posición de trabajo y prevención de caídas de altura. Cinturones para sujeción y retención y componentes de amarre de sujeción. • UNE-EN 360 “Equipos de protección individual contra caídas de altura. Dispositivos anticaídas retráctiles”. • UNE-EN 361 “Equipos de protección individual contra caídas de altura. Arneses anticaídas”. • UNE-EN 362 “Equipos de protección individual contra caídas de altura. Conectores”. • UNE-EN 363 “Equipos de protección individual contra caídas de altura. Sistemas anticaídas”.

¿Dónde puede encontrarse información sobre las normas preventivas a adoptar en la instalación y la utilización de una cuerda de seguridad en las técnicas de acceso y de posicionamiento mediante cuerdas y el mantenimiento que ésta requiere?

La mayor parte de los materiales utilizados en los trabajos verticales (como comúnmente se conocen los sistemas utilizados en las técnicas de acceso y posicionamiento mediante cuerdas) están englobados en los equipos de protección individual (EPI's) contra las caídas de altura. Por ello, todos los materiales comercializados a partir del 30 de junio de 1995 deben estar sometidos al procedimiento de certificación y examen de tipo 'CE' y a un control de calidad realizado por un organismo notificado, según la Directiva 89/686/CEE, que transpone el RD 1407/ 1992, de 20 de noviembre (BOE 311/92 de 28 de diciembre), por el que se regulan las condiciones de comercialización y libre circulación intracomunitaria de equipos de protección individual, y modificaciones posteriores. Otros textos legales relacionados son: •RD 773/1997, de 30 de mayo, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual. •RD 1215/1997 de 18 de julio, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de equipos de trabajo. •RD 1627/1997 de 24 de octubre, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción. •RD 2177/2004 de 12 de noviembre, por el que se modifica el RD 1215/1997 de 18 de julio, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización de los trabajadores de los equipos de trabajo, en materia de trabajos temporales en altura. Reseñamos a continuación las siguientes normas de interés: Nota: conviene comprobar la vigencia de estas normas en la página de AENOR (www.aenor.es) •UNE-EN 353-1-2002 (Versión española de la norma europea EN 353-1-2002) Equipos de protección individual contra caídas de altura. Parte 1: Dispositivos anticaídas deslizantes sobre línea de anclaje rígida. •UNE-EN 353-2-2002 (Versión española de la norma europea EN 353-2-2002) Equipos de protección individual contra caídas de altura. Parte 2: Dispositivos anticaídas deslizantes sobre línea de anclaje flexible. •UNE-EN 354-2002 (Versión española de la norma europea EN 354-2002) Equipos de protección individual contra caídas de altura. Elementos de amarre. •UNE-EN 355-2002 (Versión española de la norma europea EN 355-2002) Equipos de protección individual contra caídas de altura. Absorbedores de energía. •UNE-EN 358-2000 (Versión española de la norma europea EN 358-1999) Equipo de protección individual para sujeción en posición de trabajo y prevención de caídas de altura. Cinturones para sujeción y retención y componentes de amarre de sujeción •UNE-EN 360-2002 (Versión española de la norma europea EN 360-2002) Equipos de protección individual contra caídas de altura. Dispositivos anticaídas retráctiles. •UNE-EN 361-2002 (Versión española de la norma europea EN 361-2002) Equipos de protección individual contra caídas de altura. Arneses anticaídas. •UNE-EN 362-1993 (Versión española de la norma europea EN 362-1992) Equipos de protección individual contra caídas de altura. Conectores. •UNE-EN 363-2002 (Versión española de la norma europea EN 363-2002) Equipos de protección individual contra caídas de altura. Sistemas anticaídas. •UNE-EN 365-1993 (Versión española de la norma europea EN 365-1992) Equipos de protección individual contra caídas de altura. Requisitos generales para instrucciones de uso y marcado •UNE-EN 564-1997 Equipos de alpinismo y escalada. Cuerda auxiliar. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo. •UNE-EN 567-1997 Equipos de alpinismo y escalada. Bloqueadores. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo. •UNE-EN 795-1997 (Versión española de la norma europea EN 795-1996) Protección contra caídas de altura. Dispositivos de anclaje. Requisitos y ensayos. •UNE-EN 795-A-1-2001 (1ª Revisión de la anterior) Protección contra caídas de altura Dispositivos de anclaje. Requisitos y ensayos. •UNE-EN-892-1997 Equipos de montañismo. Cuerdas dinámicas. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo. •UNE-EN1891-1999 Equipos de protección individual para la prevención de caídas desde una altura. Cuerdas trenzadas con funda, semiestáticas. En la página web del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) http://www.mtas.es/insht/ntp/ Construccion.htm encontrarás estas interesantes notas técnicas de prevención: •NTP 682: Seguridad en trabajos verticales (I): equipos. • NTP 683: Seguridad en trabajos verticales (II): técnicas de instalación. NTP 684: Seguridad en trabajos verticales (III): técnicas operativas.

¿Es obligatorio el empleo de arnés anticaídas en las plataformas elevadoras móviles de personas?

Las plataformas elevadoras móviles de personal (PEMP) suelen estar equipadas con dispositivos de seguridad y control que reducen el riesgo de vuelco o de sobrepasar las tensiones admisibles como, por ejemplo: sistema de control de carga y registrador de posición, control de posición con parámetros de estabilidad y de sobrecarga, sistemas de control de la carga y del momento. Estas plataformas disponen de una cesta donde se sitúa el o los operarios. Las prescripciones técnicas de la norma UNE-EN 280 determina para estos equipos que la plataforma de trabajo (cesta) estará equipada con barandillas de 1,10 m. de altura mínima, un zócalo de 0,15 m. de altura y una barra intermedia a menos de 0,55 m. del zócalo o del pretil superior; en los accesos de la plataforma, la altura del zócalo puede reducirse a 0,10 m. La barandilla debe tener una resistencia a fuerzas específicas de 500 N por persona aplicadas en los puntos y en la dirección más desfavorable, sin producir una deformación permanente. Con independencia de lo anterior, hay que tener en cuenta las instrucciones del fabricante sobre el manejo correcto de este medio auxiliar; en algún caso, puede que recoja la obligatoriedad del uso, en todo momento, de un dispositivo anticaídas. En estos casos, la plataforma dispondrá de puntos de enganche para poder anclar los arneses para cada persona que ocupe la misma. Lo apuntado no debe suponer que se incumpla la instrucción de que, cuando se esté trabajando sobre la plataforma, el o los operarios mantengan siempre los dos pies sobre la misma. Es decir, no han de sobrepasarse las protecciones de la cesta o encaramarse en ellas. Igualmente, no se deben utilizar elementos auxiliares situados sobre la plataforma para ganar altura. Insistimos en la necesidad de tener en cuenta las instrucciones del fabricante, entre las que es normal encontrar prescripciones como: “No sujetar la plataforma o el operario de la misma a estructuras fijas”. Supongamos que la plataforma se amarra a una estructura fija y que el operador desplaza la misma olvidándose de soltar el amarre, esta circunstancia podría provocar el desequilibrio de la propia máquina.

¿Qué equipo de protección facial es recomendable para un soldador en una obra?

Los equipos de protección facial y ocular de carácter individual deben ser acordes al trabajo realizado. Los filtros de protección contra las radiaciones y el calor generado serán específicos para el tipo de soldadura realizada así como para la intensidad del soldeo. La evaluación de riesgos del puesto de trabajo del soldador debe recoger el tipo de protección individual a utilizar. En su defecto, es preciso contactar con el servicio de prevención para que, en función de las características de la soldadura a realizar, proporcione asesoramiento sobre el tipo de equipo de protección individual (EPI) más adecuado. Otra información de interés recomendada: - Guía técnica Real Decreto 773/1997, para la utilización por los trabajadores en el trabajo de los equipos de protección individual. - Guía orientativa para la selección y utilización de protectores oculares y faciales (INSHT). - Normas UNE-EN 169, 170, 171 y 172.

Tripartita