1. Aspectos generales

A efectos de este DB, se van a considerar las estructuras de acero, hormigón prefabricado, madera y estructuras espaciales como aquellos sistemas estructurales que precisan de una instalación basada en un ensamblaje paulatino de piezas, por medio de distintas aplicaciones, para conformar la estructura soporte de forjados, losas y cubiertas.

Estructuras metálicas

Las estructuras metálicas constituyen un sistema constructivo muy difundido ya que poseen una gran capacidad resistente por el empleo de acero, lo que posibilita dar soluciones de gran envergadura, como cubrir grandes luces, cargas importantes. La estructura característica es la de entramados con nudos articulados, con vigas simplemente apoyadas o continuas, con complementos singulares de celosía para arriostrar el conjunto.

En algunos casos particulares se emplean esquemas de nudos rígidos, que cada vez van empleándose más conforme la tecnificación avanza, junto con el empleo de tornillería para uniones, combinados a veces con resinas.

Estructuras de madera

Las estructuras de entramados de madera están conformadas por elementos de madera entrelazados entre sí. Su armado requiere el cuidadoso ensamble de piezas de madera en ángulos de lo más diversos. En la mayoría de los casos la resolución adecuada de estas uniones caracteriza la calidad de la construcción.

La mayoría de las uniones estructurales deben ser resueltas empleando herrajes metálicos o conectores especiales. Según la relación de esfuerzos entre las piezas deberá elegirse el sistema más adecuado, cuidando que las dimensiones de los elementos de transmisión, generalmente metálicos, estén en una relación adecuada a la sección de los elementos de madera.

Estructuras prefabricadas de hormigón

Este sistema constructivo, basado en la utilización de elementos prefabricados de hormigón de grandes dimensiones, se ha convertido en uno de los métodos más importantes de desarrollo de la llamada construcción industrializada, pudiéndose establecer una clasificación entre los diferentes sistemas:

  1. Sistemas lineales. Los elementos que los forman poseen una de sus dimensiones de mayor longitud que las restantes, como pilares, jácenas, vigas, dinteles, etc. Se desarrollan en un sistema constructivo estructural independiente de las restantes fases de obra.
  2. Sistemas planos. En ellos predominan dos de sus dimensiones sobre la tercera, circunstancia que los habilita tanto para la formación de forjados como para elementos de cierre (placas aligeradas de hormigón pretensado, paneles de cerramiento, etc).

Estructuras espaciales

Son estructuras formadas por la yuxtaposición en el espacio de módulos con distintas formas geométricas. Éstas, a su vez, están constituidas por la unión de nudos y barras de acero. Según la disposición de estos elementos entre sí mismos pueden ser de base cuadrada o triangular, y permite una gran versatilidad de soluciones estructurales para la construcción de cubiertas de grandes luces pudiendo aplicarse en muy diversas realizaciones. Se consiguen soluciones geométricas muy complejas y con un gran nivel estándar de acabado. Además son estructuras de gran ligereza y rápido montaje.

La ejecución estos trabajos, además de la problemática específica determinada en el apartado I Objeto de este DB-PRL ES, plantea otros aspectos a considerar de los cuales los más significativos en materia de seguridad son:

  1. La realización de trabajos en altura, principalmente para el ensamblaje de las diferentes piezas, en ocasiones con poca o nula posibilidad de apoyo sobre una superficie de trabajo estable y que requiere la utilización de medios auxiliares.
  2. Los derivados de la propia utilización de estos medios auxiliares (plataformas elevadoras, andamios, castilletes móviles, torres de acceso, etc.).
  3. La accesibilidad a las zonas de trabajo.
  4. El uso de maquinaria para elevación de cargas, así como un método detallado de izado en el caso de grandes cargas (grandes vigas, cerchas, estructuras espaciales, etc.).

2. Ámbito de aplicación

El contenido de esta sección se va a referir, por tanto, a las acciones que en materia de seguridad y salud se han de considerar en las actividades relativas a la ejecución de estructuras metálicas, de madera o de elementos prefabricados de hormigón, así como de estructuras espaciales, en obras de edificación y edificios industriales, en las que se tendrán en cuenta, a su vez, otros factores que pueden influir en la seguridad de los trabajos como:

  1. La situación de la estructura a ejecutar con respecto a la cota de rasante y acceso a las misma.
  2. En su caso, la tipología de forjado a ejecutar.
  3. La adecuada elección de los sistemas de protección colectiva a utilizar, así como sus elementos de fijación y enclavamiento a la estructura soporte.
  4. La afección a viales y aceras derivados de los trabajos en altura.
  5. La circulación de vehículos de transporte de grandes elementos prefabricados.
  6. El posicionamiento de las grúas para elevación de grandes cargas (vigas, cerchas, etc.).
  7. En su caso, la utilización de andamios de fachada como elemento auxiliar creciente con la propia estructura, para la realización simultánea del cerramiento y su aprovechamiento como alternativa a otros sistemas de protección colectiva (entre otros, barandillas y redes sistema “V”), así como para la protección de trabajos en cubierta.

Las especificaciones dispuestas en esta Sección no deben tratarse aisladamente, sino de forma complementaria a aquellas especificaciones ya contempladas en la parte general de este Documento Básico (DB-PRL ES), y que sean de aplicación a esta subactividad.

No se consideran en esta sección:

  1. La ejecución de forjados y losas, puesto que se contemplan en las Sección 2 Estructuras de hormigón armado.
  2. Aquellas estructuras de edificación, que aún pudiendo estar englobadas dentro de las consideradas en esta Sección, resulten de carácter singular y requieran un tratamiento distinto al tradicional y adaptado a la especificidad del proceso constructivo.
  3. La ejecución de estas estructuras en obra civil y obras de rehabilitación.

3. Máquinas, otros equipos de trabajo y productos más utilizados

Máquinas

Equipos de trabajo

Productos / Materiales

Grúa torre

Grúa autopropulsada

Camión autocargante

Compresor

Equipos de soldadura autógena y eléctrica

Equipos de soladura oxiacetilénica

Plataformas elevadoras

Andamios tubulares y torres de acceso

Cimbras

Escaleras de mano

Eslingas y otros aparejos de elevación de cargas

Equipos de topografía

Soldadura eléctrica

Soldadura oxiacetilénica

Amoladoras

Madera

Acero

Prefabricados de hormigón

Sistemas de protección

4. Referencias normativas de carácter reglamentario y técnico

Se tendrán en cuenta los requisitos legales y normativos contemplados en el apartado III Referencias normativas de carácter reglamentario y técnico de este DB-PRL-ES, por considerarse transversales a toda la actividad de ejecución de estructuras.

5. Riesgos y factores de riesgo

De forma específica, y como complemento a los ya dispuestos en la parte general de este DB-PRL-ES, han de considerarse los siguientes riesgos:

5.1. Relacionados con la seguridad

Riesgo / Factor de riesgo

Condición de trabajo generadora del riesgo

Contactos térmicos

  1. Manipulación de remaches calientes

Vuelco de andamios, plataforma elevadoras

  1. Desplazamiento de plataformas elevadoras por terrenos irregulares
  2. Posicionamiento inadecuado del medio auxiliar durante la recepción y fijación de materiales en altura
  3. Impericia de manejo

6. Acciones o medidas preventivas

6.1. Estudios preliminares

  1. Se considerarán las especificaciones relativas a Estudios preliminares, dispuestas en este Documento Básico DB-PRL ES.
  2. El análisis de la tipología de pilares, vigas, cerchas o perfiles estructurales a utilizar, son factores fundamentales en la concepción de estos trabajos y están directamente relacionados con la eficacia, operatividad e idoneidad de los sistemas de protección colectiva a utilizar. En la planificación de estos trabajos se debe asegurar, entre otros:
  1. Que el proceso de recepción y montaje en altura de las distintas piezas o elementos que configuran la estructura, asegure la estabilidad y la accesibilidad a los mismos, y no genere riesgos añadidos.
  2. Que los equipos de trabajo para realizar trabajos en altura, sean adecuados y conformes a sus requisitos legislativos y normativos.
6.2. Acciones organizativas

  1. En la medida de lo posible, se han de organizar los trabajos de forma que siempre existan pilares (interiores y perimetrales) ejecutados por encima de la planta del forjado a ejecutar, para posibilitar la instalación de sistemas de protección por medio de redes verticales (prioritariamente, montadas sobre cables o cintas textiles fijadas a pilares superior e inferiormente).
  2. Se deberá asegurar una coordinación de actividades, cuando se prevea o exista alguna simultaneidad entre:
  1. Recepción y montaje de estructuras con la ejecución de cimentaciones y/o forjados en niveles inferiores.
  2. Recepción y montaje de estructuras en altura con la zona de barrido de cargas suspendidas.
  3. Estructura con trabajos de cerramiento exterior, de forma que se elimine la posibilidad de realizar trabajos en la misma vertical o bien asegurar la dotación de sistemas de retención de materiales que impida la caída de los mismos a niveles inferiores de trabajo.
  1. Se debe establecer un plan de circulación (interior y exterior) para facilitar el acceso de grandes trailers y maquinaria pesada, en aquellos casos en que sea preciso instalar elementos estructurales (vigas, cerchas, etc.) de grandes dimensiones. En el mismo se considerarán, entre otras:
  1. Las acciones a adoptar en el exterior de la parcela para facilitar el acceso.
  2. Las acciones a adoptar dentro de la parcela para su posicionamiento.
  3. La solicitud de permisos de ocupación, si fuese preciso mantener los vehículos de transporte en el exterior de la parcela, así como la señalización de propia zona.
  1. Cuando sea preciso utilizar plataformas elevadoras o castilletes tubulares (andamio) para realizar los trabajos en altura, debe procederse al acondicionamiento de la superficie (terreno / suelo) afectada por el posicionamiento de los mismos.
  2. Para colocar los sistemas de protección requeridos, los operarios han de utilizar un sistema anticaídas o arnés de seguridad anclado a puntos fijos o líneas de vida establecidas con anterioridad a estas operaciones.
6.3. Acciones sobre estructuras prefabricadas (acero, prefabricados de hormigón o madera)

6.3.1. Acciones de carácter general

  1. Con arreglo al programa establecido se elevarán los elementos metálicos y se colocarán provisionalmente en su lugar.
  2. Durante la recepción y posicionado de elementos (pilares, vigas, cerchas, etc.) en altura, se mantendrán en suspensión de la grúa hasta posicionado y fijación. No se soltarán del gancho de la grúa hasta que esté asegurada su estabilidad.
  3. Para los trabajos de recepción, posicionamiento y fijación de los elementos en altura prioritariamente se deben utilizar plataformas elevadoras.

En estructuras metálicas, si bien no están prohibidas las cestas de soldador colgadas sobre la propia estructura, no son recomendables a efectos preventivos, puesto que los accesos y salidas de las mismas generan situaciones de riesgo.

Plataformas elevadoras de personal

Plataforma elevadora de personal en trabajos de ejecución de cubiertas de estructura metálica.

  1. En el caso de uniones atornilladas, todos los tornillos de fijación a los perfiles (vigas, pilares, etc.) estarán debidamente apretados, sin omitir ninguno. En el atornillado se verificará el par de apriete y en la soldadura realizada en obra se aplicará lo mismo que para las realizadas en taller, según las especificaciones de la normativa en vigor.
  2. 5. En aquellos casos, en que sea justificada técnicamente la imposibilidad de disponer sistemas de protección colectiva, se pueden utilizar sistemas anticaída, para lo que se tendrá en cuenta lo dispuesto en la Parte D Sistemas de protección individual anticaídas del Anexo C Sistemas de protección contra caídas desde altura de este CTPE.
  3. El plan de montaje se organizará de forma que las zonas afectadas por los trabajos de montaje de la estructura en niveles superiores, quedan delimitadas y acotadas (malla tipo “stopper” o similar, valla de contención) en todo su perímetro, para evitar el acceso de personal a las mismas y suprimir los trabajos en dichas zonas.
  4. Si lo anterior no fuese posible, según proceda, se dispondrán elementos para retención de materiales (marquesinas, entablados en huecos, redes con lonas o telas “mosquiteras”, etc.).
  5. Para las operaciones de izado de cargas, se atenderá a lo dispuesto en el ANEXO ES4-1. Izado y colocación de elementos estructurales de esta Sección.
6.3.2.Acciones de carácter específico

6.3.2.1. En estructuras para forjados o losas

  1. Se cumplirá con lo dispuesto en el apartado 6.3.1 de esta Sección
  2. En el caso de existir una superficie estable y resistente (forjado, losa) por debajo de la cota de instalación, como alternativa a las plataformas elevadoras, también pueden utilizarse castilletes tubulares (fijos o móviles) siempre y cuando se cumplan, como mínimo las siguientes condiciones:
  1. Que sean adecuados a la altura de trabajo.
  2. Que cumplan con los requisitos normativos que le son de aplicación, y en su caso a las propias especificaciones del fabricante en cuanto a uso e instalación se refiere.
  3. Que se asegure la inmovilidad del andamio frente a desplazamientos eventuales.
  4. Que la zona de ubicación del andamio dispone de sistemas de protección frente a caídas a distinto nivel, si existe un desnivel superior a 2,00 m.
  1. A medida que se ejecuta la estructura en altura, se irán disponiendo los sistemas de protección seleccionados en perímetros y huecos. En cualquier caso, se debe estar a lo dispuesto en el apartado 6.7 Acciones sobre la ejecución de forjados con chapa colaborante (chapa grecada) y el 6.8 Acciones sobre la ejecución de forjados prefabricados de la Sección ES2 Estructuras de hormigón de este DB-PRL ES, y en el Anexo C Sistemas de protección contra caídas desde altura de este CTPE..

Fijación de montantes verticales mediante sistema de mordaza superior

Fijación de montantes verticales mediante sistema de mordaza inferior

Fijación mediante varilla o casquillo exterior, soldada a estructura metálica

  1. Una vez alcanzada la cota de cubierta, se debe asegurar la instalación de protecciones colectivas para la ejecución de los trabajos en la misma. Para ello, y en función de la tipología de cubierta, se debe tener en cuenta lo dispuesto en el DB-PRL CU y en cada una de sus Secciones.
6.3.2.2. En estructuras para cubiertas

Durante su ejecución se deben tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  1. Es necesario cumplir con lo dispuesto en el apartado 6.3.1 de esta Sección.
  2. En la medida de lo posible, se establecerá una adecuada coordinación con el fabricante de los elementos estructurales, con objeto de posibilitar la disposición de elementos de anclaje para los sistemas de protección (redes en especial) en los propios elementos estructurales.
  3. Conforme se ejecuta la estructura de cubierta, se irán disponiendo los sistemas de protección seleccionados (redes horizontales y protecciones perimetrales). Para ello se debe tener en cuenta lo dispuesto en el Anexo C Sistemas de protección contra caídas desde altura de este CTPE y en la Sección CU3 Cubrición de estructuras prefabricadas y espaciales del DB-PRL CU Cubiertas.
  4. Si el sistema constructivo lo permite, se pueden montar redes en la estructura a nivel de suelo, de forma que el izado se haga con el conjunto completo.
  5. Cuando por las características constructivas sea preciso disponer torres (cimbras) intermedias para apoyo de la estructura de cubierta, se tendrán en cuenta las siguientes consideraciones establecidas en el apartado 6.4.2. Montaje de cimbras de apoyo de esta Sección ES4.

Protección total: red de seguridad horizontal, Red vertical sobre montantes verticales y sistema anticaída del trabajado.r

Fijación de montantes verticales mediante sistema de mordaza inferior.

Fijación de montante verticales mediante casquillo fijado mecánicamente a la parte superior de la viga.

Red de seguridad horizontal

Red de seguridad para protección horizontal, instalada en estructura metálica, y fijada mediante cables de seguridad.

La fijación del cable se realiza en dispositivos de anclaje premontados en la propia estructura.

6.4. Acciones en estructuras espaciales

El sistema de montaje más utilizado es el de ensamblaje de la estructura en el suelo, para posteriormente realizar elevaciones (totales o parciales según dimensiones y posibilidades) mediante grúas.

6.4.1. En el montaje de la estructura

  1. El plan de montaje se ha de organizar de forma que las zonas afectadas por los trabajos de montaje de la estructura, queden delimitadas y acotadas (malla tipo “stopper” o similar, valla de contención) en todo su perímetro, para evitar el acceso y paso de personal por debajo de las mismas.
  2. Atendiendo a la altura de trabajo existente entre la cota de montaje de los elementos estructurales y la superficie de apoyo de la estructura (suelo) se procederá determinar el método de trabajo más adecuado para eliminar el riesgo de caída en altura. A modo orientativo, la tabla siguiente establece una serie de criterios a seguir en el desarrollo de esta actividad:

Pautas orientativas para la configuración de la estructura espacial sobre el terreno (requisitos mínimos)

TRABAJO

Altura de trabajo

 

Montaje de estructura espacial sobre terreno

Hasta H = 2,0 m

  1. Para el montaje se debe atender a los requisitos establecidos por el fabricante: secuencia de elementos, tipología de fijación, etc.
  2. La zona de trabajo se mantendrá acotada o delimitada para evitar el paso de personal por debajo de la zona de montaje.

H > 2,0 m

  1. Para el montaje es necesario atender a los requisitos establecidos por el fabricante: secuencia de elementos, tipología de fijación, etc.
  2. Se deben disponer redes horizontales en la estructura, por debajo de la cota de instalación, y lo más próxima posible a la misma. Según el ritmo de trabajo, estas redes podrán irse desplazando conforme avance el montaje.
  3. En los trabajos en posiciones próximas a perímetros, debe eliminarse el riesgo de caída a distinto nivel, por lo que podrá optarse por:
  1. La utilización de andamios móviles adecuados a la altura de trabajo, y acondicionados de conformidad a los requisitos técnicos que le son de aplicación.
  2. La utilización de plataformas elevadoras
  3. La instalación de sistemas de protección (protección de bordes, redes de seguridad sobre montantes verticales, etc.)
  1. En cualquier caso, se debe asegurar la disponibilidad de sistemas y equipos anticaída durante los trabajos.
  2. La zona de trabajo, se debe mantener acotada o delimitada para evitar el paso de personal por debajo de la zona de instalación.

Nota: Se atenderá lo dispuesto en el Anexo C Sistemas de protección contra caídas desde altura de este CTPE con respecto a los elementos citados.

  1. Se debe organizar los trabajos de forma que la zona afectada por el izado de la estructura, con independencia del sistema elegido para su elevación (grúas autopropulsadas, equipos neumáticos, hidráulicos, etc.), queda delimitada y acotada (malla tipo “stopper” o similar, valla de contención) en todo su perímetro, para evitar el acceso de personal a la misma.
  2. Las dimensiones de los tramos a elevar estará en función de las grúas disponibles en cuanto a potencia y la accesibilidad de la obra. Las condiciones óptimas para el montaje con este sistema son:
  1. Suelo en condiciones para ensamblar la estructura sobre él.
  2. Acceso de grúas en solera y laterales de la obra.
  3. Pilares libres de correas laterales y arriostramientos para poder montar la estructura entre ellos.
  1. Para el proceso de izado y/o elevación de la estructura, debe asegurarse la disponibilidad de un plan detallado del mismo, para que los esfuerzos que puedan aparecer por las fuerzas dinámicas o por los enganches en la estructura fija, no provoquen roturas en la propia estructura, contemplando como mínimo y según casos:
  1. Cálculo de resistencias (grúas atopropulsadas / equipos de elevación neumática o hidráulica, etc.).
  2. Cantidad y posicionamiento de grúas / equipos de elevación.
  3. Dispositivos de enganche y fijación, y situación.
  4. Fases operativas y secuencia de trabajo.
  1. Cuando sea preciso realizar trabajos de apoyo para la recepción y posicionamiento de la estructura en altura, prioritariamente, se debe emplear plataformas elevadoras. En estos casos será preciso asegurar la nivelación de la superficie de apoyo de la plataforma y la retirada de obstáculos en la zona de actuación y desplazamiento de la misma.

No obstante, y si la altura de trabajo lo permite, podrá optarse por la utilización de castilletes tubulares (andamios), adecuados a sus requisitos normativos.

Izado parcial de estructura espacial con grúa

Izado de la estructura de una sola vez mediante procesos controlados por computador.

Plataformas elevadoras para trabajos de apoyo en altura en estructuras espaciales

6.4.2. Montaje de cimbras de apoyo

Cuando por las características constructivas, sea preciso disponer torres (cimbras) intermedias para apoyo de la estructura, se tendrán en cuenta las siguientes consideraciones:

  1. La instalación de la cimbra atenderá en todo momento al proyecto elaborado a tal efecto.
  2. Se debe nivelar la superficie de apoyo de la estructura tubular y la capacidad portante de la misma en base a las cargas que va a soportar, debiendo contemplar si fuera preciso la realización de zapatas de apoyo. Como complemento, se deben colocar durmientes de madera de 200 x 75 mm mínimo, o sistema similar, para mejorar el reparto de la transmisión de las cargas al terreno.
  3. Los elementos de apoyo de la cimbra deben estar protegidos contra:
  1. El riesgo de deslizamiento, ya sea mediante sujeción en la superficie de apoyo, ya sea mediante un dispositivo antideslizante, o bien mediante cualquier otra solución de eficacia equivalente.
  2. La acción del agua de lluvia que pueda acumularse en el recinto de la cimbra, mediante la realización de drenes y desagües.
  1. En aquellos casos en que sea preciso realizar la instalación en zonas de terreno inclinado, se han de adoptar las medidas oportunas para garantizar la nivelación horizontal de la cimbra.
  2. Durante el montaje de la cimbra en altura:
  1. Los instaladores deben utilizar en todo momento arnés de seguridad con dispositivo anticaídas.
  2. La instalación se realizará, en la medida de lo posible, por la zona interior y utilizando plataformas auxiliares de trabajo, fijadas a la estructura tubular, debiendo evaluar, en cimbras de altura importante, la utilización de redes horizontales, dispuestas por el interior de la cimbra, para la recogida de instaladores ante una eventual caída. Estas redes podrán irse subiendo, a medida que la cimbra suba en altura.
  1. Los elementos que denoten algún fallo técnico o mal comportamiento se desmontarán de inmediato para su reparación (o sustitución).
  2. Las cimbras deberán montarse y mantenerse convenientemente de manera que se evite la posibilidad de desplome o desplazamiento accidental.

ANEXO ES4-1.


Izado y colocación de elementos estructurales

Los procesos de elevación de grandes cargas (elementos estructurales prefabricados) no son sistemas estandarizados, por los que existen diferentes soluciones, de las cuales la más común es el izado con grúas. También existe la posibilidad de realizar elevaciones mediante gatos hidráulicos colocados sobre pilares, los cuales van tirando de la estructura mediante cables, aunque este tipo de izado se reserva para estructuras de luces mayores de cien metros. En este caso, la estructura se ha de montar sobre el suelo en situación de verticalidad respecto a la posición final.

Además, en el caso particular de estructuras espaciales, cuando la estructura se iza mediante grúas lo más habitual es dividir el conjunto estructural en zonas que puedan ser izadas por las grúas disponibles en la zona. Debido a la posibilidad de giro de las grúas, estas subdivisiones no tienen porqué ser montadas en posición de verticalidad respecto a la posición final. De hecho, lo más habitual es montar las estructuras fuera del recinto que se está construyendo. En todo caso, es obligado realizar comprobaciones de cálculo de la fase de izado, ya que la zona subdividida tiene un comportamiento diferente en esta fase respecto de la que va a tener en la posición final. De hecho, hay que tener en cuenta los puntos de tiro de los cables de la grúa, así como el ángulo de ataque que dichos cables van a tener respecto de la malla.

Una vez izadas las zonas subdivididas, se procede al "cosido" de la malla, es decir, se procede a colocar las barras que empalman unas zonas con otras.

Habrá que tener en cuenta que en muchos casos, para la elevación de este tipo de estructuras tiene que intervenir más de una grúa, por lo que en la planificación y ejecución de estos trabajos será muy importante la coordinación entre las distintas grúas y los trabajadores que intervengan.

Izado de estructura sin cubrición mediante dos grúas autopropulsadas.

Izado de estructura con cubrición mediante varias grúas autopropulsadas.

En cualquier caso, y siempre que se utilicen grúas para los trabajos de posicionamiento de estructuras, o elementos estructurales, en altura se deben tener en cuenta las consideraciones que se establecen en la siguiente tabla:

Procedimiento de izado y manipulación de cargas

Consideraciones

Procedimiento

Actuaciones

Previas al trabajo

Instrucciones

  1. Se darán instrucciones para que no se dejen cargas suspendidas sobre otros operarios, ni sobre zonas del exterior de la obra que puedan afectar a personas, vehículos u otras construcciones.  

  1. Se suspenderán los trabajos cuando haya fuertes vientos. En cualquier caso, cuando el viento sea excesivo el gruísta interrumpirá temporalmente su trabajo y asegurará la flecha en posición de marcha del vehículo portante.

Delimitación y señalización de la zona de trabajo

  1. Debe acotarse y señalizarse la zona de izado de las cargas.

  1. Prohibir, mediante señalización y balizado el paso a la zona de trabajo de personas bajo cargas en suspensión, permanecer bajo cargas suspendidas y en zonas próximas al izado.

Planificación del trabajo

Antes de poner en marcha la maquinaria, se debe comprobar que:

  1. El gruísta/ dispone/n de toda la información necesaria para realizar sin riesgos su trabajo (radio de trabajo, peso de la carga, altura de elevación, posibles obstáculos, etc.). La ejecución segura de una maniobra exige el conocimiento del peso de la carga por lo que, de no ser previamente conocido, deberá obtenerse una aproximación por exceso, cubicándola y aplicándole un peso específico entre 7,85 y 8 Kg/dm3 para aceros.

Al peso de la carga se le sumará el de los elementos auxiliares (estrobos, grilletes, etc.).

Conocido el peso de la carga, se verificará en las tablas de trabajo, propias de cada grúa, que los ángulos de elevación y alcance de la flecha seleccionados son correctos, de no ser así deberá modificar alguno de dichos parámetros.

  1. La grúa posee la correspondiente documentación y esta se encuentra en vigor.
  1. Se dispone del Manual de instrucciones junto a las tablas de carga del aparato.
  1. Se realiza un análisis exhaustivo de la grúa móvil autopropulsada, análisis que irá desde la revisión de aceite, agua y niveles de presión hasta la comprobación individual de las partes que componen el aparato.

Ejecución del trabajo

Estrobado y elementos auxiliares

  1. El estrobado se ha de realizar de manera que el reparto de carga sea homogéneo para que la pieza /estructura suspendida quede en equilibrio estable, evitándose el contacto de estrobos con aristas vivas mediante la utilización de salvacables.

El ángulo que forman los estrobos entre sí no superará en ningún caso 120º debiéndose procurar que sea inferior a 90º. En todo caso deberá comprobarse en las correspondientes tablas, que la carga útil para el ángulo formado, es superior a la real.

  1. Cada uno de los elementos auxiliares que se utilicen en las maniobras (eslingas, ganchos, grilletes, ranas, etc.) deben tener capacidad de carga suficiente para soportar, sin deformarse, las solicitaciones a las que estarán sometidos. Se desecharán aquellos cables cuyos hilos rotos, contados a lo largo de un tramo de cable de longitud inferior a ocho veces su diámetro, superen el 10% del total de los mismos.

Maniobra de izado

  1. Debe asegurarse que toda la maniobra de izado, sea supervisada por personal técnico cualificado (encargado de maniobra), con la formación y capacidad necesaria para poder dirigirla, que será responsable de su correcta ejecución, el cual podrá estar auxiliado por uno o varios ayudantes de maniobra, si su complejidad así lo requiere.

  1. El gruista solamente deberá obedecer las órdenes del encargado de maniobra y de los ayudantes, en su caso, quienes serán fácilmente identificables por distintivos o atuendos que los distingan de los restantes operarios.

  1. Las órdenes serán emitidas mediante un código de ademanes que debe conocer perfectamente tanto el encargado de maniobra y sus ayudantes, como por el gruista, quien a su vez responderá por medio de señales acústicas o luminosas. Generalmente se utiliza el código de señales definido por la Norma UNE 003.

  1. Durante el izado de la carga hay que evitar que el gancho alcance la mínima distancia admisible al extremo de la flecha, con el fin de reducir lo máximo posible la actuación del dispositivo de fin de carrera, evitando así el desgaste prematuro de contactos que pueden originar averías y accidentes.

  1. Cuando la maniobra requiere el desplazamiento del vehículo-grúa con la carga suspendida, es necesario que los maquinistas estén muy atentos a las condiciones del recorrido (terreno no muy seguro o con desnivel, cercanías de líneas eléctricas), mantengan las cargas lo más bajas posible, den numerosas y eficaces señales a su paso y estén atentos a la combinación de los efectos de la fuerza de inercia que puede imprimir el balanceo o movimiento de péndulo de la carga.

  1. Deben evitarse oscilaciones pendulares que, cuando la masa de la carga es grande, pueden adquirir amplitudes que pondrían en peligro la estabilidad de la máquina, por lo que, en la ejecución de toda maniobra se ha de adoptar como norma general que el movimiento de la carga a lo largo de aquella se ha de realizar de forma armoniosa, es decir, sin movimientos bruscos, pues la suavidad de movimientos o pasos que se siguen en su realización inciden más directamente en la estabilidad que la rapidez o lentitud con que se ejecuten.